Actividad Design Thinking (Fases 4 y 5): prototipo y evaluación

Esta es la última de las entradas relativas al curso #emprendeGrinUGR. En esta última actividad tenemos que desarrollar y evaluar el prototipo.

En actividades anteriores, fuimos elaborando una idea sobre la que finalmente propusimos un reto, que en mi caso concreto se centraba en proponer una metodología docente que favoreciera la reflexión, la crítica y el autoaprendizaje.

Así, el prototipo que propongo sería en siguiente (autor: Gemma Pérez):

  • Nombre del proyecto/prototipo: “Una contabilidad diferente”
  • Definición concreta del problema que se pretende resolver: Cambiar el sistema de docencia de las asignaturas de Contabilidad.
  • Objetivos perseguidos:
    1. Favorecer el aprendizaje de los alumnos.
    2. Fomentar el autoaprendizaje del alumno.
    3. Desarrollar capacidades personales y profesionales: trabajo en equipo, comunicación, crítica, reflexión, adaptación de los alumnos y profesores.
  • Destinatarios: a quiénes afecta la solución propuesta, quiénes son los usuarios y/o implicados.
    • Alumnos
    • Profesor
  • Recursos que se necesitan para llevarlo a cabo: recursos materiales y humanos.
    • Aula habitual.
    • Dispositivos electrónicos: ordenador, móvil, tablet.
    • Red social: Twitter/Facebook – blog – dropbox.
    • Profesionales que vengan a impartir charlas.
  • Acciones que incluye el plan.La docencia de la asignatura debe ser eminentemente práctica: La experiencia favorece el aprendizaje (“efecto aprendizaje” o “curva de aprendizaje”). El alumno debe hacer suya la materia y aprender a usar los recursos que tiene disponibles para la resolución de los problemas y situaciones que se le pueden plantear en la realidad, para ello se proponen las siguientes acciones:
    • Reformulación de la materia: orientar la asignatura hacia la práctica contable. Para ello se requiere la presencia, ayuda y asesoramiento de los profesionales del área.
    • Elaboración de casos prácticos: los alumnos deben proponer la realización de supuestos prácticos que posteriormente se resuelvan por todos los alumnos.
    • Creación de un blog y uso de red social para compartir los materiales y abrir puntos de debates en la resolución de los casos prácticos.
  • Indicadores de evaluación: cómo se medirá si la solución propuesta alcanza los objetivos proyectados.
    • Encuesta/prueba: al inicio – durante el curso – final del curso. Bloques: dominio de la materia, capacidades, sobre las actividades desarrolladas.
    • Específicamente para el trabajo en equipo: evaluación propia y de los compañeros.
  • Temporalización: Curso académico
Anuncios

Actividad Design Thinking (fase 3): generación de ideas

Mi reto es proponer una metodología docente que favorezca la reflexión, la crítica y el autoaprendizaje.

Las ideas que planteo son:

  • Eliminar el rol de profesor como “instructor” y crear “profesores – tutores” que guíen el aprendizaje del alumno.
  • Disminuir el número de clases presenciales y favorecer el trabajo independiente del alumno.
  • Trabajar el material docente entre todos, profesor y alumnos, proponiendo y elaborando temas de estudio y nuevas prácticas.
  • Fomentar la participación de profesionales, empresas y personas relacionadas con la materia de estudio.
  • Usar las nuevas tecnologías para proponer debates y compartir material.
  • Disminuir la dimensión de las clases.
  • Trabajar en equipo: para favorecer la reflexión crítica y las capacidades interpersonales.
  • Eliminar los exámenes finales.
  • Proponer nuevos métodos de evaluación: la calificación debe evaluar el trabajo del alumno a lo largo del tiempo. Por tanto, se ha de hacer un seguimiento específico al alumno. En el caso de trabajos en grupo: además de valorar el trabajo conjunto se ha de valorar el trabajo individual, así como considerar la evaluación de los compañeros y la autoevaluación.

Actividad Design Thinking (Fase 2): definición del problema

Al hilo de mi anterior entrada, y siguiendo las fases del design thinking, vengo ahora a definir el problema que quiero resolver.

Así, conectando con mi reflexión sobre la universidad, el problema que planteo es: cómo fomentar el aprendizaje de los alumnos, la reflexión y la autocrítica, para fomentar el emprendimiento.

Se que no es solamente un problema o un reto de la universidad, sino de todo el sistema educativo. Mi hermano es profesor en un instituto y se enfrenta a las mismas cuestiones que yo…pero por algún sitio hay que empezar y ya que estamos en el ámbito universitario, ¡que sea este!

¡Nos vemos en la próxima sesión!

Actividad Design Thinking (Fase 1): análisis de estado de la Universidad

Esta entrada, como las anteriores, es fruto de un curso que estoy realizando y que ha organizado mi compañero y amigo Esteban Romero : “Cómo fomentar la actitud emprendedora: emprendimiento y sociedad digital en la universidad”.

He de confesar que esta primera actividad la realizo fuera de plazo…¡¿cómo exigir a mis alumnos entonces que me entreguen los ejercicios en una fecha determinada?! No obstante, “más vale tarde que nunca” y aunque he empezado el curso con “mala pata” (o más bien un poco manca…), me he puesto las pilas para ponerme al día.

Mi reflexión sobre la universidad trato de hacerla desde una doble perspectiva: como profesora y como alumna, ya que, no hace mucho, era yo la que estaba sentada en las aulas recibiendo formación, es más, porque aún sigo siendo alumna de doctorado -¡¡¡¡aunque no por mucho tiempo por que ya tengo fecha de defensa de la tesis!!!!-.

Desde mi visión idealizada de la universidad, la imagino como el germen de las protestas en tiempos de dictadura, como una tertulia de la Generación del 27 o, como una acalorada discusión en la antigua Roma entre Hypatia y sus discípulos…¿Cuál es mi visión real de la universidad? Una máquina de hacer personas con un pensamiento unidimensional.

Me explico. Los alumnos llegan a las aulas, preocupados por aprobar las asignaturas, por lo que esperan recibir toda la información necesaria para ello, cuanto más se les facilite la labor, mejor (no todos, afortunadamente). El profesor entra en el aula, preocupado por cumplir un programa docente, un guión previamente establecido, que será materia de examen, razón por la que no puede “perder el tiempo” en otras cuestiones (me reitero, afortunadamente, no todos son así). Como he dicho antes, intento ver la Universidad desde una doble perspectiva. Fui alumna, y como tal, quería “aprender”, pero a quién voy a engañar, yo quería conocer la materia de la que luego me iba a examinar, ¿para qué? Al terminar el examen, todo el “conocimiento” se esfumaba…(bueno, no todo, pero…¿eso es aprender?) Como profesora, cometo el mismo error, estoy más preocupada por cumplir un programa y por explicar la materia de examen que por favorecer el aprendizaje de mis alumnos…y me pesa. Intento, de algún modo fomentar el aprendizaje en clase, no de la materia en concreto (¿para qué aprenderse un plan de contabilidad de memoria si lo puedes consultar en cualquier momento?) sino del uso de herramientas y recursos para la resolución de problemas. Pero, lamentablemente, al final me impongo un límite: tengo que conseguir que sean capaces de aprobar el examen final.

Y, ¿qué tiene que ver todo esto con el emprendimiento en la universidad?

Para mí, mucho. Somos máquinas  formadas para desempeñar un trabajo, que no reflexionamos, que no criticamos, bueno, criticar sí, si es a los demás…, entonces, que no hacemos autocrítica, no valoramos, no aprendemos…y, si no somos capaces de ello, ¿cómo podremos “emprender”?

Pero…no quiero ser tan negativa, y no quiero que mis compañeros o mis alumnos se sientan ofendidos por mi reflexión, no se trata de ello…porque lo que ha empezado siendo una reflexión sobre la universidad, ha acabado siendo una autocrítica…¡¡¡quizá estoy empezando a sembrar el germen de un cambio!!!

¡Es tiempo de cambiar, de adaptación y de emprender en las aulas!

frato21

GrinWeek: cómo es mi PLE

GrinWeek: mi PLE

En una entrada anterior (la que inaugura este blog) comenté mi experiencia en la GrinWeek, en esta ocasión, le toca el turno a  mi PLE .

Y ahora llega la gran pregunta: “¡¿¿y qué es un PLE??!”

Para comenzar diremos que PLE son las siglas de Personal Learning Environment, o lo que es lo mismo, Entorno Personal de Aprendizaje. Pero, ¿qué es un entorno personal de aprendizaje? Es una forma de aprender de manera autónoma utilizando los recursos disponibles que ofrece la red, así el propio usuario es quién elige aquellas herramientas que mejor se ajustan a sus objetivos y contenidos (enlace: qué es un PLE).

Una vez que tenemos una idea de lo que es un PLE, os contaré que la primera vez que tomé contacto con mi PLE fue gracias a unas jornadas organizadas por Esteban Romero, en la que participaba David Álvarez. Por aquel entonces, era una inexperta (y lo sigo siendo) y las únicas herramientas que utilizaba eran Google, RSS y Youtube (Twitter empecé a utilizarlo gracias a esas mismas jornadas, y Facebook, solamente a nivel personal).

Los comienzos

Los comienzos

A partir de entonces, y casi sin darme cuenta mi PLE ha ido evolucionando. He añadido nuevas herramientas y aplicaciones  tales como Google escolar, blogs, Zotero Evernote, Dropbox, grupos de google y Linkedin -y alguna más que se habrá escapado-; además de ir utilizando en mayor medida las que inicialmente había considerado como mi PLE. En la siguiente foto se puede apreciar esta evolución, así como qué aplicaciones o herramientas utilizo según el objetivo que persigo: búsqueda, filtrado, organización, generación de contenidos, compartir contenidos y comunicación.

En la actualidad

En la actualidad

Pero este PLE no es definitivo y está continuamente evolucionando; de hecho, en estos momentos he cambiado Zotero por Mendeley, con mejores prestaciones, y pretendo conocer nuevas herramientas (Glogster, Prezi, Isuu, Slideshare, Delicius o Scoop.it),  pero solamente incorporaré a mi PLE aquéllas que realmente presenten alguna funcionalidad para mí, ya que como señalé al comenzar esta entrada, el usuario debe elegir aquellas herramientas que mejor se adapten a sus necesidades.

No obstante, y pese a haber explicado cómo es mi PLE y cómo ha cambiado, y sin ceñirnos estrictamente al concepto de PLE -conectado con el uso de la red-, creo que es una realidad que puede ser más amplia e incluir no solamente herramientas relacionadas con la gestión de contenidos, sino también los dispositivos que utilizamos así como nuestro ámbito más cercano: nuestros compañeros de trabajo y otros profesionales. Así, además de las herramientas que vengo utilizando, la concepción de mi PLE sería un tanto más amplia como puede observarse en la siguente imagen.

IMG_20130227_215010

Cómo veo mi PLE

Curiosamente, en la sesión dedicada a los entornos personales de aprendizaje de la GrinWeek descubrí que no era la única que entendía el PLE de esta forma, y varios compañeros habíamos incluido otros conceptos ajenos a este tipo de herramientas.

Con todo ello, ¿¿cómo es tu PLE??

GrinWeek: el origen de los “grinseros”

IMG_20130213_115701

Esteban Romero – Sesión GrinWeek

GrinWeek: el origen de los “grinseros”

El título de este post no hace referencia a una nueva entrega de la saga de Star Wars, sino a un curso de Web Social de la UGR impulsado por mi compañero y amigo Esteban Romero Frías, quién ha estado acompañado por David Álvarez, Fernando Trujillo y Daniel Torres.

Este curso ha sido organizado dentro del marco del GrinUGR, un grupo interdisciplinar de intercambio de ideas sobre el uso de Internet en la Docencia y la Investigación. Y ésta es la razón por la que ha sido acuñado el término “grinseros”, para hacer referencia a todos aquellos que seguimos esta inciativa, y que en la medida de lo posible, participamos en ella.

Concretamente, en lo que a mi experiencia se refiere, he de señalar que, además de mi interés por las nuevas tecnologías y el uso de Internet, soy una seguidora de Esteban, por lo que suelo apuntarme a todo lo que organiza. Por este motivo, la “GrinWeek” no me resultaba ajena, conocía a los ponentes y, por tanto, ya había oído hablar sobre las cuestiones que se iban a tratar en el curso. Siendo sincera, en esta ocasión no sabía muy bien qué me podía aportar de nuevo, ya había asistido a otros cursos de Web Social y a algunas sesiones del GrinUGR, pero como todo está en continua evolución, sabía que habría algo que podría aprender.

Lo que no me podía imaginar era que fuera este curso en el que precisamente aprendiera más, incluso, más que en el primero que hice.

Supongo que la razón principal es que en esta ocasión me he dado cuenta de que estoy haciendo “mío” lo que curso tras curso he ido asimilando, he ampliado mi PLE (entorno personal de aprendizaje) y poco a poco intento adaptar los nuevos recursos y aplicaciones tanto a la investigación como a la docencia. Desde la primera sesión fui atrapada por una ilusión arrebatadora, y mi interés fue en aumento conforme transcurrían las sesiones. En especial, quiero subrayar la cuarta, en la que a través de la metodología Design Thinking, tuvimos que trabajar en la elaboración de un proyecto de innovación educativa, y que en mi caso específico ¡espero que pueda ver la luz! No obstante, aunque no pudiera finalmente salir adelante, me alegro de haber podido conocer a nuevos compañeros de otras áreas, ya que de no haber estado en este curso, no podría haber compartido café con ellos.

Para finalizar, tengo que aclarar que la GrinWeek y en concreto, el GrinUGR, no es solamente una forma de aprender nuevas herramientas y aplicaciones, es un foro de debate, un lugar de reflexión, donde podemos hablar abiertamente de los problemas y dificultades que está viviendo la Universidad y la sociedad, en general y, en particular, la profesión docente-investigadora. En mi humilde opinión, creo que se ha convertido en un grupo de ayuda, que nos hace más llevadero lo que nos resulta tan complicado a veces…

Muchas gracias a todos, tanto a los ponentes como a mis compañeros “grinseros”. Porque nunca es tarde para aprender.

Gemma Pérez López